Nace de la incomprensión de unos catorce años y va creciendo en la búsqueda de la significación mental.

domingo, 4 de junio de 2017

Dile a mi alma que ya estoy aquí


(Este es un texto que escribí para el blog http://www.contralascuerdasblog.es/)



He pasado 13 años de mi existencia, preguntándome si alguien me cambiaria.

Si podría llegar a traspasar mis heridas y filtrar mi dolor con alguien que lo arrope.
Si todas las dudas, los momentos de inquietud y las confusiones, pasarían a un segundo plano, solo con el peso de una mano sincera en mi frente.
Si las lágrimas de tristeza, se desvanecieran con el ofrecimiento de un motivo blanco y puro.
Si el frio se convirtiera en estado y no en ser, con alguien que fuera calor para mis entrañas.
Si el olvido hiciera caso a la memoria y borrara las derrotas, con un pensamiento de plenitud de una mente calmada.
Si todo lo que sintiera, estuviera centrado en una sola persona...
Que no fuera yo

Hoy he amanecido con un temblor que me paralizaba.
Sola en una habitación en penumbra y con el sonido de un reloj que retumbaba las paredes.
Me he frotado las manos con la intención de sentirme mía una vez más.

Y cogiendo ese humo constante al que llamamos aliento.
Me he sumergido en un papel en blanco para pedirle consejo.
Al responderme el pulso teniendo en mano mi lapicero,
he sido cómplice, de nuevo, de un salto fugaz en otro tiempo.

Volviendo a los 14 donde empezó todo, me he visto a mí reflejada en el charco de mi lamento.
Pero me he visto entera, con sueños y con las garras dispuestas. Y fue entonces cuando lo descubrí.

YO, soy la sal de mis heridas y el filtro por el que el dolor traspasa y se modifica.
YO, soy confusión en un mar de dudas de donde surge el conocimiento y las ideas.
YO, soy la persona que llora y se emociona haciendo de mis lágrimas un salvavidas.
YO, dejé de ser fría al desear el calor de unos labios.
YO, no puedo engañar a la memoria con la creencia de olvidar algo que me pertenece, como son las derrotas que hay tras la lucha de mi vida.

Porque ya es hora de que me centre en mí, de creerme la heroína de mis historias.
Ha llegado el momento de no querer cambiar y de aceptarme tal y como siento.
Tal y como soy.
Como cuando escribo.

Así que por favor, dile a mi alma que ya estoy aquí y que vengo dispuesta a todo.

Seguidores

Follow

TWITTER

INICIATIVA

INICIATIVA

Translate

Con la tecnología de Blogger.