Nace de la incomprensión de unos catorce años y va creciendo en la búsqueda de la significación mental.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Solo era belleza


Viajé a un mundo donde las palabras sobraban y el silencio gobernaba. No existían los grandes recuerdos, solo era belleza.

Con los pies congelados, pero no podía parar de andar. Aunque el aire me arrastraba en contra, no desistía. Mi amiga nos gritaba:

-¡Vamos! Ya estamos cerca. Creedme cuando os digo que merecerá la pena.

Aunque ya cansada, la creí y la seguí como se siguen los locos amigos. Como lo hacen pocos. Sin mirar atrás y con una sonrisa que decía..."Hemos venido a jugar".

Después de varias caídas, risas, historias contadas, fotografías, abrazos que creíamos olvidados... Conseguimos divisar un puente que daba lugar a algo realmente hermoso. El aire era cada vez más fuerte pero mi amiga nos siguió motivando y empujando, consiguiendo contrarrestar la fuerza del viento.
Es entonces, cuando se para y nos mira con una mirada de esas que iluminan noches y te recargan las ganas. Sonríe y dice:

- Hemos llegado. Disfrutar de las vistas.

Agotada busqué una roca para sentarme. Respiré hondo, alcé la vista y el ruido en mi cabeza desvaneció. ¿Cómo explicar la grandiosidad de una belleza tan intensa e irresistible al ojo humano?
Las palabras ahora mismo se quedan cortas y vacías para expresar tal hallazgo.
Me sentí cerca y a la vez tan alejada de todo. Aspiré vida en casa paso. Tenía todo lo que necesitaba y lo supe cuando llegué.

Puedo tener muchos percances, carecer de tantas cosas, quejarme y llorar. Pero jamás podré negarme a responderla cuando me mire. Jamás me opondré cuando la Naturaleza me sonría.  

La felicidad está en los pequeños detalles, mágicos lugares y grandes seres vivos. 

Ese día, yo la encontré junto a ellas.




Siempre será un placer acompañaros en este viaje llamado VIDA.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Nostalgia y Silencio



A veces tengo rachas en las que lo dejaría todo; el trabajo, mi casa, la escritura...
Abandonaría a las ganas y mantendría al margen al recuerdo.
Coger una nube de algodón y volar lejos. Desaparecer al ojo humano y perderme en una selva tropical sin identidad. Solo rodeada de Naturaleza.
Tengo la sensación de que me ahogo porque ya no respiro vida. Aun teniendo lo esencial, me siento con tanta ausencia de emoción...
Justo en ese momento, en el que la valentía se apodera de mis cinco sentidos y decido dar un paso más allá, traspasando al raciocinio y rozando lo macabro, ¡aparece!
Me apuñala el corazón sin previo aviso y machaca mi cabeza. Me rompe todos los esquemas. Es entonces cuando entristezco, me río, me ilusiono, me deprimo... Explosión de sentimientos que facilitan la entrada de las emociones, ésas que creía ausentes. Como yo.
Lo llaman, Nostalgia.

                                                                          ...

Cuando piensas que todo va a peor, decides cambiar un pensamiento que te salva de todo. Salir nunca fue tan fácil. Aun creyéndote perdida, te agarra y te recuerda en un parpadeo que la vida son tantas cosas que si todas fueran buenas, no lo llamarían "la aventura de vivir".
Es bonito desaparecer de vez en cuando. Aprender a saber tratar a la soledad para que te haga compañía. Pero más bonito es ser conscientes de que tienes a dónde volver. Los recuerdos son una de las herramientas más fuertes del hombre. Acordarse de lo que fuiste para poder serlo de nuevo o mejorar.
Es verdad que hay personas que prefieren no rememorar su pasado, pero siempre hay algo, por pequeño que sea, que querrás tatuar en tu memoria. Trascendental como el primer beso, el segundo amor, la tercera caída, el cuarto hijo que tanto te costó tener, pero ahí está, diciéndote "Mamá".
Todos hemos padecido de nostalgia.

                                                                           ...

Su investidura fue de tal magnitud que no fui capaz de articular palabra. Se me bloqueó el organismo. No podía pensar, no tenía hambre porque no sabía si tenía esa necesidad. Moverme era algo milagroso en ese momento.

Salí de la estación de tren y una lluvia de hojas amarillas me daba la bienvenida a un Madrid otoñal. Notaba el aire acariciándome la piel como cual terciopelo. A pesar de llevar los cascos con una melodía que se repetía, no escuchaba nada. Era como el Silencio del olvido cuando calla. Y me sentía bien.
Por unos instantes, volé a un lugar escondido en mi imaginación y aunque no llegué a descifrarlo del todo, no me importó. Salir, nunca fue tan fácil.


Dedicado a todas las personas que se sienten perdidas. Que buscan salidas en la vida, pero que no son conscientes de que lo más difícil es poder entrar. Saber quedarse y disfrutar. 



domingo, 8 de noviembre de 2015

Llámame Poesía



Yo sólo vigilo,
imagino lo grandioso de la vida tras tu oído.

Soy una poeta que mira al universo con recelo,
rezando que mi sueño se cumpla en cada verso.
Bebiéndome tus besos despacio por mi pecho,
logrando alcanzar tu cuerpo intacto sin un pero.

Fumar no lo concibo,
el humo se pierde después en cada grito.

Palabras contagiadas que sólo plasman
las noches en vela escribiendo hasta las tantas.
Sonido y armonía del viento que me llama,
como brazos que protegen si no siento nada.

La POESÍA es lo mío,
descubrir el fondo de mi alma es mi destino.

Me gustaría expresarte lo que siento y noto
cuando hablo a la rima desde lo alto de mi trono.
Con la suave melodía de un saxo solo,
atravesando emociones que te volverían loco.

El amor de lo vivido,
es eso que sucede cuando eres un crío.

Amada sinfonía que me paraliza,
por el camino de las dudas sin premisa.
Atrapándome como mi adorada poesía.
Haciéndome el amor con pasión y alevosía.

Sólo concibo POESÍA amor.



domingo, 1 de noviembre de 2015

¿Y si fuésemos aire?



La cantidad de veces que le damos vueltas y vueltas y más vueltas a las cosas ¿verdad? Sobre todo cuando se tratan del corazón.

He oído y a veces dicho, palabras como:
- Este chico me gusta pero no estoy preparada.
- Es un amor de chica pero ahora solo busco un rollo, que luego me lastiman.
- Estoy enamorado pero no quiero que me hagan daño.
- Es que somos amigos, podría perder su amistad.
- Bien pero, ¿y si sale mal?.
- Tenemos que dejarlo, no me quiero pillar.
- Es que dijimos ser esto pero ahora sé que quiero algo más...

A veces pienso que el que inventó los "pero" era una persona muy rayada. Filósofo tal vez. No tengo nada en contra de los pensadores filósofos, también he tenido tardes con los amigos preguntándonos del por qué de nuestra existencia. Pero eso de establecer cada punto exacto de la vida, me parece en muchas ocasiones, una gran pérdida de tiempo. Gastamos más años, meses, días y horas en determinar algo que en ponerlo en práctica. En disfrutar de los detalles del presente, del momento, del ahora. 

¿Y si nos dejáramos llevar? Y si dejáramos de ponerle nombres a lo que se tiene con una persona, debido al desconocimiento futuro que poseemos. Acabemos con ese miedo. Miedo a sufrir si sale mal. Si me equivoco de nombre, de relación, de persona. Miedo a lo desconocido.

El ser humano posee la gran capacidad de regeneración a corazón abierto que se conoce. Nos pueden romper el corazón en mil pedazos que siempre habrá uno que esté dispuesto a volverlo a intentar.
Pienso que hay muchas veces que las palabras sobran. Que los gestos, las miradas y los sentimientos hablan por sí solos. Y si no dicen nada, está bien. Hay mil pedacitos restantes como personas, que sí te lo dirán. Que da igual como lo llames a lo que estés teniendo. Porque mientras lo tengas y lo disfrutes, estés a gusto con esa persona y contigo mismo, el resto no te tiene que importar lo más mínimo.

¿Y si sale mal? pero, ¿y si sale bien?...

¿Y si fuésemos aire? Ese aire que atraviesa muros y te pone la piel de gallina. Aire que desplaza, que mueve y lo agita todo. Aire limpio y puro. Aire para las heridas... Aire.



Fotografía: AL 

Seguidores

Follow

TWITTER

INICIATIVA

INICIATIVA

Translate

Con la tecnología de Blogger.