Nace de la incomprensión de unos catorce años y va creciendo en la búsqueda de la significación mental.

jueves, 31 de julio de 2014

Entrevista a la vida


Vivimos en un avance tecnológico pero sufrimos un retraso cultural.

Hombres y mujeres construyen rejas alrededor de sus emociones por el miedo al que dirán, a la crítica, a la vergüenza... mientras que niños y niñas dejan las puertas de par en par abiertas a esa crítica. A situaciones adversas y peligrosamente atractivas, de las que creen estar preparados.
Nos sentimos atrapados y frustrados en una sociedad que cada día nos aprieta más las esposas, aquellas que fuimos forjando al desear avanzar sin mirar atrás. Vulnerables a una rutina que ni siquiera está escrita porque preferimos quemar los libros antes de leerlos, porque quisimos romper con lo tradicional por desear modernizar nuestro corazón creyendo que sería más fácil no sentir igual.
En la llamada esperanza humana, se refleja la idea de "abrigar un deseo con anticipación", una valentía mantenida, una de las tres virtudes teológicas. En la que te alejas del fuego de la noche para poder sobrevivir a la lluvia de la mañana. Pero en la vida actual, pocos consiguen llegar a empaparse. Algunos se compran paraguas muy grandes por miedo a lo que la lluvia les producirá y otros se convierten en cenizas por esa desesperada espera.
Vemos en medios de comunicación, redes sociales, lo mejor y peor de los seres humanos. Como las guerras transforman los mas bellos paisajes en desiertos con espinas, como algunas personas económicamente estables e influyentes se dejan invadir por ese fuego silenciosamente, como el poder y el dinero se adueñan de la sinceridad, la vanidad, la empatía... Pero también vemos el compromiso en una causa justa, la crítica agradecida como lentillas hacia una nueva visión, el amor todavía inconsciente en las jóvenes parejas, la defensa por la autoestima....

La creencia es una fe ciega que pocas personas consiguen mantener, ya sea por fracasos diferentes o por pérdida de valores. Un estado de la mente que implica alta seguridad en un hecho y objetivo en particular.
Una virtud en desgaste, una maravillosa y poderosa virtud que solo los más valientes y seguros de sí mismos pueden disfrutar en toda y completa esencia.
El rezo de un religioso al CREER en Dios, el grito de un revolucionario al CREER en sus derechos, la CREENCIA en el matrimonio, los secretos más ocultos que cuentas a tu mejor amigo porque CREES en su fidelidad.

Yo lo llamo el elixir de la vida y la vida son las personas que la rodean. Por lo tanto, yo creo en tí, creo en las personas, en esas segundas oportunidades, en el cambio racional.... Creo que la esperanza nos seguirá salvando si guardamos la llave de nuestras rejas y si miramos atrás para poder saber mirar hacía adelante con la completa seguridad de nuestros actos.

Ahora Vida te toca responder... ¿Podrás volver a confiar en mí?

Seguidores

Follow

TWITTER

INICIATIVA

INICIATIVA

Translate

Con la tecnología de Blogger.